El Ejército chadiano anunció ayer haber matado al jefe yihadista Mojtar Belmojtar en el norte de Malí. Un día antes, el viernes, las mismas fuentes informaron de la muerte de uno de los principales líderes de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Abdelhamid Abu Zeid

Chad afirma haber matado al líder yihadista Belmojtar

El cerebro de la toma masiva de rehenes en una planta de gas argelina cae en Malí, según fuentes militares

El Ejército chadiano anunció ayer haber matado al jefe yihadista Mojtar Belmojtar en el norte de Malí. Un día antes, el viernes, las mismas fuentes informaron de la muerte de uno de los principales líderes de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Abdelhamid Abu Zeid. De confirmarse ambas muertes, constituirían un serio revés para los yihadistas, que padecen la ofensiva del Ejército francés y de fuerzas africanas —entre ellas, la de Chad— en el norte del país.

“Las fuerzas chadianas en Malí han destruido totalmente la principal base de los yihadistas en el macizo de Adrar de las [montañas] Ifogas, más concretamente en el valle de Ametetai” a mediodía del sábado, anunció en la tarde de ayer por la televisión estatal el general Zacharia Gobongue, portavoz del Ejército chadiano. El anuncio precisaba que como consecuencia del asalto “varios terroristas” habían resultado muertos, entre ellos el argelino Belmojtar, de 40 años, llamado El Tuerto o Míster Marlboro.

Belmojtar, un traficante de tabaco reconvertido en terrorista, fueresponsable del secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania en 2009 y el cerebro de la toma masiva de la planta de gas de In Amenas (Argelia) perpetrada en enero pasado por una brigada de yihadistas de varias nacionalidades. La intervención de las fuerzas de seguridad argelinas puso fin al secuestro de la planta, con decenas de muertos.

Muyahidin en Afganistán en los noventa, Belmojtar fundó al volver a Argelia el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, una violenta organización que en 2006 se integró en AQMI. La filial magrebí de Al Qaeda campa desde hace años por las dunas del Sahel, donde aliada con los rebeldes tuaregs y otros grupos islamistas han logrado crear el Azawad, un Estado islámico independiente regido por la sharía, donde se cortan las manos de los ladrones y se apalea a las mujeres infieles.

AQMI está formado por cuatro brigadas dirigidas por argelinos y compuestas de unos mil hombres de una docena de nacionalidades que se mueven por Mauritania y Malí con total libertad. Belmojtar, que estuvo al frente de la brigada basada en Gao, había sido apartado de la organización y sustituido por Abdelmalek Drukdel. Cuando orquestó el secuestro de la planta de gas de In Amenas, ya no pertenecía a la organización.

El viernes, el presidente de Chad, Idriss Déby, anunció que el argelino Abu Zeid había sido “abatido” por soldados chadianos en el transcurso de violentos combates en una zona montañosa del noreste de Malí, cerca de la frontera argelina. Fuentes oficiales francesas afirmaron no estar en disposición de confirmar la muerte de Abu Zeid, responsable a su vez del mayor número de secuestros de occidentales en la región.

Según la prensa argelina, el resultado de las pruebas de ADN que se realizan a los restos del supuesto Abu Zeid deberán ser concluyentes sobre la identidad. Oficiales de los servicios de seguridad argelinos han identificado los pertrechos, pero no el cuerpo, del que se considera más radical de los jefes de AQMI, según informaba ayer el diario argelino El Khabar. Estos mismos oficiales, que “seguían la pista desde hacía años a Abu Zeid, han autentificado sus armas, que estaban en posesión de los [soldados] franceses, pero no fueron capaces de identificar formalmente el cadáver”, escribía El Khabar.

Chad es uno de los países africanos que más ha contribuido a la llamada Operación Serval, lanzada por Francia a mediados de enero para expulsar del norte de Malí a los islamistas tutelados por AQMI.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.