La OCDE destaca que el Gobierno español ha puesto en marcha un «ambicioso» plan de consolidación fiscal que es «apropiado y necesario para recuperar la confianza». Sin embargo, resalta que, pese a que se logrará reducir el déficit, se superarán los objetivos marcados debido al»débil crecimiento económico, incluido en 2012″.

La OCDE pinta un 2013 ‘negro’ para la economía española

España sufrirá en 2013 lo peor de la crisis, con una caída del PIB del 1,4% y el paro al borde del 27%. Además, prevé un déficit del 6,3% del PIB.

LM/AGENCIAS 

La economía española registrará en 2012 una contracción del 1,3% queel próximo año se agravará hasta el 1,4% como consecuencia de las medidas de consolidación fiscal y la desaceleración prevista para el conjunto de la eurozona, lo que elevará la tasa de paro al 25% al cierre del presente ejercicio y hasta el 26,9% en 2013, según reflejan las últimas proyecciones para España de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El ‘club’ que agrupa a las economías más desarrolladas del mundo ha mejorado así tres décimas su anterior pronóstico para España en 2012, aunque revisa drásticamente a la baja sus expectativas para 2013, puesto que en mayo apostó por una caída del PIB español del 0,8%. Las últimas previsiones por parte del Gobierno español contemplan una caída de la actividad económica del 1,5% este año, que pasará a ser sólo de medio punto el que viene y pasará a crecer un 1,2% en 2014.

Por su parte, las expectativas de la OCDE coinciden con las de Moncloa en que España no volverá a crecer hasta 2014, aunque en el caso de la organización con sede en París los pronósticos son mucho menos optimistas, ya que la previsión de crecimiento para entonces es del 0,5%, la tasa más baja de todos los países miembros con excepción de Grecia, que seguirá en recesión en 2014 (-1,3%).

Como consecuencia de la «intensificación de la recesión» prevista para el próximo año, la OCDE prevé que la tasa de paro suba hasta el 26,9% en 2013, frente al 25% estimado para el cierre del presente ejercicio, nivel récord del que sólo bajaría marginalmente en 2014, cuando se situaría en el 26,8%, de nuevo únicamente por debajo de Grecia (27,2%).

Incumplirá el déficit

Por otro lado, España, a pesar de las medidas de consolidación adoptadas, no logrará cumplir con los objetivos de déficit marcados para 2012, 2013 y 2014. La OCDE prevé que España cierre este año con un déficit del 8,1%, en comparación con el 9,4% de 2011 y casi dos puntos por encima del objetivo del 6,3% acordado con Bruselas.

Para el próximo año, el déficit se situará en el 6,3%, 1,8 puntos más que el 4,5% previsto, mientras que en 2014 será del 5,9%, lo que representa una desviación de más de tres puntos porcentuales respecto al objetivo del 2,8% marcado para ese ejercicio. Las nueves previsiones de déficit elaboradas por la OCDE superan además ampliamente las recogidas en la edición de mayo del informe, cuando preveía que se situara en el 5,4% en 2012 y en 3,3% en 2013.

La OCDE destaca que el Gobierno español ha puesto en marcha un «ambicioso» plan de consolidación fiscal que es «apropiado y necesario para recuperar la confianza». Sin embargo, resalta que, pese a que se logrará reducir el déficit, se superarán los objetivos marcados debido al«débil crecimiento económico, incluido en 2012».

Respecto a la deuda bruta, la OCDE prevé que se dispare este año, debido principalmente al impacto del rescate bancario en las cuentas públicas. En concreto, aumentará desde el 76,9% de 2011 al 93,8% en 2012, para cuando el Gobierno espera que sea del 85,3%. Aún así, el ratio de deuda bruta respecto al PIB seguirá aumentando y superará el 100%, al alcanzar el 100,2% en 2013 y el 105,3% en 2014. Para el próximo año, la previsión del Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy es casi diez puntos inferior a la de la OCDE (90,5%).

http://www.segurpricat.biz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.