Cuatro jóvenes murieron en el Madrid Arena en la noche de Halloween. Una tragedia que ha conmocionado a la sociedad española que ha crecido en indignación tras conocerse numerosas irregularidades en la celebración del acto.

Cuatro jóvenes murieron en el Madrid Arena en la noche de Halloween. Una tragedia que ha conmocionado a la sociedad española que ha crecido en indignación tras conocerse numerosas irregularidades en la celebración del acto.

antena3.com | Madrid | Actualizado el 05/11/2012 a las 10:51 horas

En Espejo Público, tras conocer numerosos testimonios de primera mano de lo ocurrido en la noche de Halloween en el Madrid Arena, hemos encontrado al menos cinco graves irregularidades que podrían haber incrementado el riesgo que siempre existe en la celebración de un evento como este.

La avalancha. Una bengala lanzada en el interior del recinto pudo provocar escenas de pánico. según apuntaron algunos testigos, la avalancha ya se había producido pero el estallido de esa bengala pudo incrementar la presión sobre las personas que se encontraban en el pasillo maldito del Madrid Arena.

Sobreventa de entradas. Uno de los organizadores desmintió en Espejo Público la versión oficial de la empresa de que se habían vendido un número correcto de entradas. Casi 20.000 es la cifra que se maneja cuando el aforo total del local no llegaba a los 10.000 personas.

La seguridad en el interior muy precaria. Dos médicos para todos los asistentes y la práctica ausencia de Policía Municipal convirtió el Madrid Arena en un lugar desprotegido ante cualquier eventualidad. Cuando se produjo la tragedia ni había medios para ayudar ni se pudo contactar con ellos ante la falta de cobertura móvil.

«No eran vigilantes de seguridad». las personas encargadas de velar por el orden en el interior de la sala, no eran profesionales de la seguridad. «No sabían muy bien qué hacer», nos dijo en directo uno de los testigos de la tragedia. La empresa Control 34 pagaba apenas 6 euros a la hora por el trabajo, cuando se suele pagar en torno al doble para trabajos de este tipo.

Menores en la fiesta. Una de las víctimas tenía 17 año y no parece una excepción en el evento. Nadie pedia el carnet a la entrada y numerosos menores de edad disfrutaron de este concierto, además se vendía alcohol en el interior del recinto, algo terminantemente prohibido.

http://www.segurpricat.es

2012_GUIA TRAMITES MINISTERIO DEL INTERIOR.pdf 2012_GUIA TRAMITES MINISTERIO DEL INTERIOR.pdf
1657 kb   Ver   Descargar

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.