Los besos, los abrazos y las caricias son más importantes para los hombres que para las mujeres en una relación de pareja duradera, según revela un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behaviour.

La afectividad en la pareja, más importante para los hombres de lo que aparenta

Los besos, los abrazos y las caricias son más importantes para los hombres que para las mujeres en una relación de pareja duradera, según revela un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behaviour.

 

Hasta ahora se creía que los hombres solían prestar mucha más atención a las relaciones sexuales a la hora de valorar su vida de pareja, pero investigadores del Instituto Kensey de la Universidad de Indiana (EE UU) han llegado a la conclusión de que esa visión estereotipada es errónea.

 

Analizando a más de un millar de parejas de Brasil, Estados Unidos, Alemania, Japón y España de entre 40 y 70 años de edad, y cuya relación duraba una media de 25 años, concluyeron que los abrazos y besos hacen a los hombres más felices de lo que se pensaba. Es decir, el factor afectivo tiene un peso mayor de lo que las apariencias dicen.

 

Concretamente, los varones que besan y abrazan con frecuencia a sus parejas eran tres veces más felices que el resto. Sin embargo, para las mujeres este tipo de manifestación afectiva no influía tanto en su grado de satisfacción en cuanto a la pareja.

 

El estudio también revela que para las mujeres la calidad de sus relaciones sexuales normalmente mejoran con el paso del tiempo, especialmente a partir de los 15 años de relación estable.

 

FACTORES DE SATISFACCIÓN

 

En cuanto a los factores que predicen cómo de satisfechos se sienten los miembros de una pareja en su convivencia, el estudio revela que para las mujeres lo que más influye favorablemente es el tiempo de la duración de la relación en sí misma, y en segundo lugar el sentirse a gusto con su propia actividad sexual. Para los hombres resulta algo más complejo, ya que influyen en su grado de felicidad tanto la duración de la relación, como la salud física propia, y la satisfacción sexual de su pareja.

 

Por otra parte, los datos revelan que los hombres japoneses están más satisfechos con sus relaciones que los estadounidenses, y estos a su vez manifestaron estar mejor que brasileños y españoles. Las japonesas y brasileñas declararon estar más contentas con su vida sexual que las estadounidenses.

http://www.segurpricat.eu

 

 

 

Fuente: Revista «Muy Interesante».

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.