Chile posee casi un tercio de las reservas mundiales de cobre y es el principal productor planetario de este mineral. Desde hace una década el crecimiento de la economía chilena se ha debido fundamentalmente a su industria minera

El reto del cobre en el Chile post-Piñera

 
Por José Antonio Peña, el 05 de Octubre de 2012

Chile posee casi un tercio de las reservas mundiales de cobre y es el principal productor planetario de este mineral. Desde hace una década el crecimiento de la economía chilena se ha debido fundamentalmente a su industria minera, principal fuente de ingresos del país. Particularmente a la industria del cobre, que constituye nada menos que el 13’5% del PIB, más del doble que hace una década, gracias sobre todo a la creciente demanda de cobre por parte de Asia Oriental, con China a la cabeza: el mayor consumidor de cobre del mundo (consume un tercio del total mundial).

Ahora bien, para satisfacer la creciente demanda mundial de cobre y mantenerse como principal productor -por delante de la propia China, Perú, Estados Unidos, Australia y Rusia-, y para mantener y aumentar sus ingresos, Chile necesita el crecimiento de su industria minera, y por tanto más energía -y más barata- para su funcionamiento. Es importante tener en cuenta que hoy la industria minera chilena absorbe ya alrededor de un tercio del consumo energético total del país (el sector del cobre ocupa el segundo lugar en consumo, detrás del sector del aluminio).

Pero, eso sí, no se trata tanto de que actualmente haya escasez de energía en Chile como de que el encarecimiento de la energía repercuta en el precio de venta del cobre chileno y lo haga menos competitivo en comparación con el de otros productores, desincentivándose así también la inversión. Descartada la energía nuclear por razones técnico-geográficas pero también ideológicas, los proyectos energéticos, sin embargo, no escasean, si bien se están viendo sistemáticamente paralizados por las protestas de los movimientos ecologistas (con frecuencia poco consecuentes con la realidad geográfica chilena) y por la particular coyuntura política del país. El ejemplo más reciente data del pasado 28 de agosto, cuando la Corte Suprema de Chile dictó una sentencia contra la joint venture de la empresa alemana E.ON y la brasileña MPX para la construcción en el norte de Chile, a 80 kilómetros de Copiapó, de una gran planta de carbón -y de un puerto para importación del mismo- (UTE Castilla-Chile) con una capacidad de generación de 2.100 megavatios (equivalentes aproximadamente al 20% de la capacidad de generación instalada en Chile).

El gobierno chileno saliente de las urnas en diciembre de 2013 tendrá que realizar la importante tarea de abordar un debate integral serio y riguroso en Chile sobre el futuro de la industria minera y del sector energético del país, en definitiva, sobre el futuro bienestar de sus ciudadanos.

http://www.jefedeseguridad.net

 

Bissonnette fue uno de los pocos Navy SEALs que subieron al tercer piso donde vivió y murió Bin Laden. El relato de la operación es trepidante y rico en detalles. Selecciono tres que hasta ahora no eran conocidos

  

Nuevos detalles de la operación contra Bin Laden

 
Por Javier Jordán, el 14 de Septiembre de 2012

Acabo de terminar No Easy Day. The Firsthand Account of the Mission that Killed Osama bin Laden. Salió el pasado 4 de septiembre, y en una semana se han vendido un millón de ejemplares, sin contar las versiones en e-book.

El libro está firmado por dos autores: Kevin Mawrer, un periodista especializado en fuerzas de operaciones especiales, y Mark Owen, el pseudónimo de uno de los jefes de equipo de los Navy SEALs que asaltaron el complejo de Abbottabad. Al día siguiente de anunciarse la aparición del libro, la cadena Fox filtró que el nombre real de Mark Owen era Matt Bissonnette. Y muy poco después su foto y datos personales comenzaron a circular por foros yihadistas, donde se alentaba a su asesinato. Por su parte, el Pentágono está considerando iniciar acciones legales contra Bissonnette por publicar el libro sin contar con autorización oficial.

Bissonnette fue uno de los pocos Navy SEALs que subieron al tercer piso donde vivió y murió Bin Laden. El relato de la operación es trepidante y rico en detalles. Selecciono tres que hasta ahora no eran conocidos:

  • En contra de lo que afirma Peter Bergen en otro gran libro sobre el tema, Manhunt. The Ten-Year Search for Bin Laden–from 9/11 to Abbottabad, los Navy SEALs sí que recibieron fuego hostil cuando asaltaron el complejo. Ahmed Al Kuwaiti (el famoso correo humano que permitió dar con el escondrijo de Abbottabad) y Khalid, uno de los hijos adultos de Bin Laden, presentaron oposición armada. Sin embargo, Osama Bin Laden ni siquiera se molestó en preparar su Kalashnikov (Bissonnette comprobó la recamara y la encontró vacía). Es un punto que resalta nuestro autor: después de animar durante años a que miles de sus seguidores diesen la vida combatiendo, el líder de Al Qaeda no luchó hasta el final.
  • Los detalles sobre cómo fue abatido Bin Laden también difieren de la versión conocida hasta ahora. Según ésta, el Navy SEAL que iba en cabeza vio como Bin Laden se asomaba desde su habitación y se metía de nuevo en ella, dejando la puerta abierta. El SEAL corrió tras él, lo encontró de pie en la habitación e inmediatamente le disparó en la cabeza y en el pecho. El relato de Bissonnette es distinto. El Navy SEAL que iba primero disparó a Bin Laden en la cabeza cuando éste asomó desde su habitación, a unos tres metros de distancia. Bin Laden cayó dentro.

Tres Navy SEALs se aproximaron con cautela. Uno de ellos era el propio Bisonette. Desde la puerta vieron a dos mujeres llorando junto Bin Laden, que en esos momentos se agitaba entre convulsiones. Tenía un agujero de bala en el lado izquierdo de la cabeza y el suelo estaba manchado de sangre y masa cerebral. La más joven vio a los SEALs y se lanzó gritando contra ellos. El SEAL que había ido en cabeza agarró a ambas mujeres y las apartó a un rincón (lo que le habría costado la vida en caso de que alguna de ellas hubiese llevado un chaleco explosivo). Bisonette y el tercer SEAL apuntaron los láseres de sus armas contra el pecho de Bin Laden y realizaron varios disparos que acabaron definitivamente con el jefe de Al Qaeda.

 

  • Los SEALs tardaron varios minutos en confirmar que el muerto era realmente Bin Laden. El mensaje: «Geronimo EKIA» (Enemy Killed in Action) no se transmitió de inmediato. La herida del rostro dificultaba la identificación y, a su vez, la barba tintada desconcertó a Bissonnette. No era la imagen que esperaba encontrar en el cara a cara con el líder de Al Qaeda. Comenzó a contrastar información: el cadáver era de estatura elevada, algunos rasgos faciales resultaban familiares, era el único varón adulto que habían encontrado en el tercer piso (donde, según la CIA, estaba la habitación de Bin Laden), y el resto de varones del complejo habían estado donde se esperaba.

Para asegurarse, uno de los Navy SEALs que sabía árabe preguntó quién era el difunto a las dos mujeres que lloraban en la habitación. Una de ellas le respondió que era el «Sheij», pero no dio ningún nombre, sólo varios alias. Marchó a donde estaba el grupo de niños que vivían en la casa principal y preguntó a una de las niñas mayores. Ésta respondió: «Osama Bin Laden». De vuelta en la habitación agarró del brazo a la mujer que le había respondido con evasivas y le exigió a gritos el nombre del muerto. Ella, asustada y llorando, dijo el mismo nombre que había dado la niña. Acto seguido transmitieron el mensaje.

http://www.jefedeseguridad.net

 

En mayo vio la luz el Intelligence Community Assessment titulado Global Water Security, elaborado a petición del Departamento de Estado estadounidense para conocer el impacto que hasta el año 2040 tendrán sobre los intereses de seguridad nacional los problemas mundiales en torno al agua

 

 

 

La seguridad del oro azul

 
Por José Antonio Peña, el 21 de Junio de 2012
 

El pasado 17 de junio se celebró el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía. El agua, elemento esencial para la vida, es un bien finito cada vez más cotizado. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha representado gráficamente -véase la impactante ilustración- el agua presente en la Tierra mediante tres esferas azules tridimensionales. La de mayor tamaño representa toda el agua existente en la Tierra (en estado líquido, sólido o gaseoso), la de tamaño intermedio representa el agua dulce líquida, y la de menor tamaño el agua dulce líquida disponible para uso humano.

En mayo vio la luz el Intelligence Community Assessment titulado Global Water Security, elaborado a petición del Departamento de Estado estadounidense para conocer el impacto que hasta el año 2040 tendrán sobre los intereses de seguridad nacional los problemas mundiales en torno al agua (water problems): escasez, mala calidad, y exceso de agua. Ello confirma que en el agenda-setting de la política de seguridad de Estados Unidos escalan posiciones los conflictos en los que se encuentran presentes los recursos hídricos, conflictos que The World’s Water clasifica en seis categorías: control de recursos hídricos, arma militar, arma política, terrorismo, objetivo militar, y disputas de desarrollo. Incluso aquellos conflictos (protagonizados por actores estatales o no estatales) encuadrados parcial o totalmente dentro de la primera categoría –conflictos cuyo origen está en el acceso o el suministro de agua- históricamente no han sido tan infrecuentes como pudiera pensarse, incluidos los de naturaleza armada.

Así, en 1898, después del intento francés de control de la cabecera del río Nilo Blanco, Francia y el Reino Unido realizaron maniobras militares que no llegaron a materializarse en un enfrentamiento armado. En 1907-1913, en el marco de las denominadas Guerras del Agua de California, el acueducto del Valle de Los Ángeles fue objeto de un considerable número de ataques dirigidos al bloqueo del trasvase desde el Valle de Owen al Valle de Los Ángeles. En 1962-1967, después de que Brasil ocupara las Cataratas de Guaira, Brasil y Paraguay realizaron maniobras militares que tampoco se materializaron en un enfrentamiento armado. En 1965-1966 Israel y Siria sí protagonizaron un enfrentamiento armado por el curso del río Jordán. En 1986 Sudáfrica apoyó un golpe de Estado en Lesotho para sustitutir a un gobierno cuya política hídrica -entre otras políticas- disgustaba a Sudáfrica. Y desde 1991 se han registrado enfrentamientos violentos entre los estados indios de Karnataka y Tamil Nadu por los derechos de riego en el río Cauvery.

No en vano, el referido documento Global Water Security sitúa el Sur de Asia, Oriente Medio y el Norte de África como las regiones del planeta que, en el horizonte de 2040, tendrán que afrontar mayores problemas en torno al agua, como consecuencia de su elevada presión demográfica y su creciente desarrollo económico. El documento considera de especial relevancia para la seguridad nacional estadounidense las cuencas fluviales de los ríos Indo, Jordán, Mekong, Nilo, Tigris y Éufrates, Amu Daria, y Brahmaputra.

El balance general del documento establece que en el periodo comprendido entre 2012 y 2040 el agua dulce disponible no se adecuará a la demanda por la deficiente gestión de los recursos hídricos, y que los problemas relacionados con el agua afectarán a Estados clave en producción de alimentos y generación de energía, lo que representará un riesgo para los mercados mundiales de alimentos y un lastre para el crecimiento económico. El documento también augura que, durante la próxima década, muchos Estados estratégicamente importantes para los intereses estadounidenses tendrán problemas relacionados con el agua, lo que aumentará su riesgo de inestabilidad, incrementará las tensiones regionales, y propiciará que descuiden su colaboración con Estados Unidos en cuestiones relevantes para los intereses de la seguridad nacional de la primera potencia.

http://www.jefedeseguridad.net

 

El 29 de mayo Repsol presentó en rueda de prensa su Plan Estratégico 2012-2016: Crecer desde nuestras fronteras, en medio de la polémica generada por la aprobación del Real Decreto 547/2012, de 16 de marzo, por el que se convalida el Real Decreto 1462/2001, de 21 de diciembre, por el que se otorgan los permisos de investigación de hidrocarburos denominados “Canarias-1”, “Canarias-2”, “Canarias-3”, “Canarias-4”, “Canarias-5”, “Canarias-6”, “Canarias-7”, “Canarias-8” y “Canarias-9”.

Podrá Repsol extraer el petróleo español? ¿Y Marruecos?

 
Por José Antonio Peña, el 31 de Mayo de 2012

El 29 de mayo Repsol presentó en rueda de prensa su Plan Estratégico 2012-2016: Crecer desde nuestras fronteras, en medio de la polémica generada por la aprobación del Real Decreto 547/2012, de 16 de marzo, por el que se convalida el Real Decreto 1462/2001, de 21 de diciembre, por el que se otorgan los permisos de investigación de hidrocarburos denominados “Canarias-1”, “Canarias-2”, “Canarias-3”, “Canarias-4”, “Canarias-5”, “Canarias-6”, “Canarias-7”, “Canarias-8” y “Canarias-9”.

Estos permisos de investigación de hidrocarburos -situados frente a las costas orientales, a unos 60 kms., de las Islas de Fuerteventura y Lanzarote- son de la máxima relevancia para el Plan Estratégico de la empresa española, y son actualmente titularidad de Repsol Investigaciones Petrolíferas, S.A. (que actúa como operadora), Woodside Energy Iberia, S.A., y RWE Dea AG, en unos porcentajes del 50%, 30% y 20%, respectivamente.

Pese a que el Gobierno de Rajoy incluyó en el Real Decreto 547/2012 medidas de protección medioambientales (conforme a la Ley del Sector de Hidrocarburos y a la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos), ha sido recurrido por incumplir la legislación medioambiental, ante el Tribunal Supremo, por el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Fuerteventura, el Cabildo de Lanzarote y la organización ecologista WWF España.

Repsol considera que el yacimiento de hidrocarburos de las Islas Canarias podría ser el mayor descubierto en España, del que se podría extraer el 10-15% del consumo anual de petróleo de nuestro país, hasta un máximo de unos 1.000 millones de barriles de petróleo durante 20-30 años, lo que, además de reducir la dependencia energética exterior de España, generaría un impacto económico muy favorable para las Islas y para el país en su conjunto que contribuiría a aliviar la actual crisis financiera y económica.

De hecho, Marruecos ya ha comenzado a realizar exploraciones en esas aguas, en las que no existe una línea divisoria de las Zonas Económicas Exclusivas de España y Marruecos aceptada oficialmente por ambos Estados, sino sólo una división respetada ‘de facto’ por los dos. De ahí que para España resulte del máximo interés cerrar inmediata y definitivamente la problemática en torno a la titularidad de dichas aguas, y evitar así que en el futuro Marruecos pueda reclamar para sí los mencionados yacimientos de hidrocarburos.

 

 

el Estatuto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), es una Entidad de Derecho Público adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación a través de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica (SECIPI). Es, como establece la Ley 23/1998, de 7 de julio, de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el órgano de gestión de la política española de cooperación internacional para el desarrollo, y su objeto, según el Estatuto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, es el fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo, dirigidas a la lucha contra la pobreza y la consecución de un desarrollo humano sostenible en los países en desarrollo, particularmente los recogidos en el Plan Director en vigor cada cuatro años.La lucha contra la pobreza es el objetivo final de la política española de cooperación internacional para el desarrollo. Esta, es parte de la acción exterior del Estado y está basada en una concepción interdependiente y solidaria de la sociedad internacional.

La Declaración del Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio  (ODM) configuran una agenda y metodología común en la lucha contra la pobreza, por lo que son el principal referente de la política española de cooperación internacional.