Los Mossos investigan la quema de banderas por encapuchados en la Diada

jueves, 13 de septiembre de 2012

Los Mossos investigan la quema de banderas por encapuchados en la Diada

 
Los Mossos d’Esquadra han abierto diligencias en torno a la quema de las banderas de la Unión Europea (UE), España y Francia tras la manifestación alternativa de la izquierda independentista radical durante la Diada nacional de Cataluña.
Según han confirmado fuentes del cuerpo policial, las pesquisas se iniciaron en cuanto se tuvo conocimiento de una acción que llevaron a cabo cuatro encapuchados en el Passeig del Born y que se convirtió en el colofón de la movilización de signo diferente a la marcha oficial. La destrucción de las banderas fue el único incidente registrado a lo largo de toda la jornada.
Las pesquisas de los Mossos d’Esquadra coinciden con el anuncio del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, de que tanto el organismo dependiente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña como la Fiscalía de Barcelona podrían adoptar alguna medida por «las actuaciones de carácter delictivo» que pudieron producirse durante el acto.
Torres-Dulce ha asegurado en Madrid que si existen actuaciones delictivas, ambas Fiscalías «procederán en su momento a la remisión de los hechos y al estudio de las actuaciones» necesarias.
Homenaje a dos presas catalanas de ETA
Convocada por la agrupación ARRAN -formada hace un año por Maulets y la CAJEI-, la concentración alternativa finalizó con la quema de las enseñas por parte de cuatro encapuchados que, protegidos por la organización del acto, desaparecieron tras una carpa instalada junto al escenario.
Previamente sobre la misma plataforma se rindió homenaje a Marina Bernadó y Lola López, dos catalanas encarceladas por colaboración con ETA y por formar parte del ‘Comando Barcelona’ de la misma organización, respectivamente. Además, se repitieron consignas en favor del desaparecido grupo armado Terra Lliure, que también contaba con una pancarta de apoyo.
Durante los discursos que se pronunciaron a escasos metros del Fosar de les Moreres -homenaje a los caídos durante la guerra de 1714- y que presenciaron cientos de personas, portavoces de Maulets y la CAJEI procedentes de Cataluña y de Baleares, se arremetió contra «la ofensiva del PP contra el catalán», así como contra la «venta» de Cataluña por parte del Govern a cambio del pacto fiscal.
Precisamente entre las proclamas que más se escucharon gobernó la oposición abierta a la propuesta económica de Artur Mas a Mariano Rajoy, así como a reclamar la independencia. «La libertad no se pide. Se toma», se repitió.
La marcha alternativa de la izquierda independentista radical se ha convertido en poco menos que una tradición durante la Diada. Una acción perfectamente organizada y que el martes logró congregar a cientos de personas que durante más de una hora saturaron el Passeig del Born mientras, a escasos centenares de metros avanzaba la masiva movilización oficial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.