Economía avanza que pedirá a Europa 40.000 millones de euros para la banca

Economía avanza que pedirá a Europa 40.000 millones de euros para la banca

La banca española necesita un total de 59.300 millones de euros en capital, según la auditoría de Oliver Wyman.

LIBRE MERCADO 

La banca española tiene necesidades de capital por 59.300 millones de euros en un escenario adverso, según la evaluación realizada por Oliver Wyman, pero la cantidad desciende a 53.745 millones si se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales, según el Banco de España. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha indicado que el préstamo que España podría pedir a la UE para sanear la banca española estaría en torno a los 40.000 millones de euros.

Las mayores necesidades de financiación corresponden a Bankia con un total de 24.743 millones, seguido de Catalunyabank, con 10.825 millones y NCG Banco con 7.176 millones de euros. Las otras cuatro entidades que necesitan capital son Banco de Valencia (3.462 millones), Popular(3.223 millones), BMN (2.208 millones) e IbercajaLiberbank y Caja 3(2.108 millones). Asimismo, siete grupos bancarios, que representan más del 62% de la cartera crediticia analizada del sistema bancario, no tienen necesidades adicionales de capital.

Las cifras estimadas de necesidades de capital después del efecto fiscal se recogen en el cuadro siguiente:

El ejercicio ha determinado el capital que requeriría cada entidad o grupo bancario para alcanzar unos niveles mínimos establecidos como referencia en un escenario macroeconómico base -considerado probable- y otro extremadamente adverso -considerado muy improbable-, definidos para el periodo 2012-2014.

Los resultados del escenario adverso, con exigencia de ratio de capital del 6%, que contempla una caída acumulada del PIB del 6,5% hasta 2014 y cuya probabilidad de ocurrencia se estima inferior al 1%, son:

1. Las mayores deficiencias de capital (en torno al 86%) se centran en aquellos grupos bancarios participados mayoritariamente por el FROB: BFA-Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco y Banco de Valencia. Estas cuatro entidades ya han comenzado a trabajar, junto con las autoridades nacionales y europeas, en los correspondientes planes de reestructuración.

2. Otros tres grupos bancarios necesitarían capital adicional en el escenario adverso contemplado. Estos son: Banco Popular, BMN y la fusión proyectada entre Ibercaja, Liberbank y Caja 3. Estas entidades presentarán sus planes de recapitalización en el mes de octubre para su aprobación por el Banco de España y por la Comisión Europea. En función de éstos, se determinará, en su caso, la necesidad de ayuda pública y la cuantía de la misma.

3. Siete de los grupos considerados, que representan un 62% en términos de cartera crediticia analizada del sector, superan el capital mínimo exigido: Santander, BBVA, CaixaBank, Kutxabank, Banco Sabadell, Bankinter y Unicaja-CEISS. Estas entidades no requerirán, por lo tanto, capital adicional incluso en un escenario macroeconómico muy desfavorable.

Las ayudas públicas podrían ser inferiores

Según destaca el Banco de España, “las necesidades de capital identificadas en el ejercicio no representan la cifra final de ayuda pública a la banca”. Esta ayuda podría ser “significativamente inferior”, pues se determinará una vez tenidas en cuenta las medidas previstas en los planes de recapitalización a presentar por las entidades al Banco de España en el mes de octubre.

Por ello, el organismo incide en que las necesidades estimadas de capital que recoge el informe de Oliver Wyman para diversas entidades “no coincidirán, en general, con el volumen requerido de ayuda pública para su recapitalización”. Así, la posible diferencia entre la necesidad de capital evaluada en la prueba de resistencia y la ayuda pública finalmente necesaria vendrá dada por las acciones que las entidades incorporarán en sus planes de recapitalización, y que pueden resumirse en las siguientes categorías:

  • Enajenación de activos.
  • Captación de capital que pudieran obtener de manera privada en los mercados.
  • Asunción de pérdidas por los tenedores de instrumentos híbridos o subordinados en el marco del Real Decreto Ley 24/2012.
  • Transmisión de activos al banco malo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.