La banca española necesita 53.745 millones de capital para sanearse El examen de Oliver Wyman rebaja las cifras planteadas en un principio El Gobierno confía en que solo requerirá en torno a 40.000 millones del rescate

 

La banca española necesita 53.745 millones de capital para sanearse

El examen de Oliver Wyman rebaja las cifras planteadas en un principio

El Gobierno confía en que solo requerirá en torno a 40.000 millones del rescate

El Popular necesita 3.223 millones, pero descarta ayudas públicas

Las entidades nacionalizadas acaparan el 86% de las necesidades

Fachada del Banco de España. / CARLOS ROSILLO

El examen de la consultora independiente Oliver Wyman ha concluido con que siete grupos bancarios, que representan más del 62% de la cartera crediticia del sistema bancario español, no tienen necesidades adicionales de capital. Para los otros siete grupos, añade el Ministerio de Economía, se han identificado unas necesidades de capital, sobre las existentes a 31 de diciembre de 2011, que ascienden a 59.300 millones de euros. No obstante, esta cantidad desciende a 53.745 millones cuando se consideran los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales.

Las mayores deficiencias de capital en el escenario de deterioro extremo se centran en aquellos grupos bancarios participados mayoritariamente por el FROB: BFA-Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco y Banco de Valencia. Estas cuatro entidades, que en números presentan unas necesidades de 46.200 millones (en torno al 86%) para sanearse, ya han comenzado a trabajar junto con las autoridades nacionales y europeas en sus planes de reestructuración, señala el informe.

Otros tres grupos necesitarían capital adicional en el escenario adverso contemplado. Estos son: Banco Popular, BMN y la fusión proyectada entre Ibercaja, Liberbank y Caja 3. Estas entidades presentarán sus planes de recapitalización en octubre de 2012 para su aprobación por el Banco de España y por la Comisión Europea. En función de estos planes se determinará, en su caso, la necesidad de ayuda pública y la cuantía de la misma.

Siete de los grupos considerados, que representan un 62% en términos de cartera crediticia analizada del sector, superan el capital mínimo exigido: Santander, BBVA, CaixaBank, Kutxabank, Banco Sabadell, Bankinter y Unicaja-CEISS. Estas entidades no requerirán, por lo tanto, capital adicional incluso en una situación macroeconómica muy desfavorable. Este escenario adverso incluye una caída del PIB del 4,1% este año, el 2,1% en 2013 y del 0,3% en 2014. La tasa de paro en 2014 llegaría al 27,2%.

En cuanto a las ayudas públicas que necesitará el sector, según recuerda el supervisor, las cantidades que recoge el informe de Oliver Wyman no coincidirán, en general, con el volumen requerido para su recapitalización. La diferencia dependerá de las acciones que las entidades incorporen en sus planes de recapitalización. Según las estimaciones que maneja el Gobierno, la cifra definitiva de ayudas públicas estará en torno a los 40.000 millones, fondos que provendrán del crédito europeo por hasta 100.000 millones.

Para reducir las necesidades, las entidades podrán recurrir a la enajenación de activos o a captar capital de manera privada en los mercados. Asimismo, también podrán asumir pérdidas por los tenedores de instrumentos híbridos o subordinados. Por último, podrán transmitir activos tóxicos vinculados al sector inmobiliario al llamado banco malo.

Los aprobados

El Banco Santander mejora en el peor escenario. El banco presidido por Emilio Botín es la entidad española con un mayor excedente de capital en términos absolutos. La ratio de capital (common equity tier 1) resultante para Grupo Santander, incluido Banesto, a 31 de diciembre de 2014 en el escenario más exigente es del 10,8%, frente a un 9,7% a 31 de diciembre de 2011, lo que representa un incremento de 1,1 puntos porcentuales (leer más).

BBVA supera los mínimos con una holgura de 11.183 millones. La entidad presidida por Francisco González supera holgadamente las pruebas de resistencia con una ratio del 9,6%, 3,6 puntos por encima del mínimo exigido, en el escenario más adverso de los planteados (leer más).

Caixabank, la tercera entidad más solida. El grupo de La Caixa no presentaría necesidades de capital en un escenario económico adverso, ya que su capital de máxima calidad (el core tier 1) se situaría en el 9,5% a cierre de diciembre de 2014 (leer más).

Kutxbank aprueba con buena nota. La entidad vasca ha comunicado que cumple holgadamente con los estándares de solvencia establecidos a los efectos de la prueba, en los dos escenarios contemplados (leer más).

La absorción de la CAM no pasa factura al Sabadell. En el escenario considerado de máxima adversidad, con previsiones económicas improbables, el banco presenta un exceso de capital de 915 millones (leer más).

Bankinter pasa con un excedente de 399 millones. El banco ha mostrado su “satisfacción” por haber superado el test de evaluación a la banca española realizado por Oliver Wyman. En el panorama pesimista la entidad contaría con un ratio de capital del 7,4% (leer más).

Unicaja supera las pruebas por la mínima. La entidad andaluza lograría un sobrante de capital de 128 millones en el entorno económico más duro (leer más).

Los suspendidos

El Banco Popular confía en captar los 3.233 millones que necesita en los mercados. “La política de Banco Popular ha sido siempre la de no solicitar ayudas públicas y sí generar los recursos necesarios a través de la retención de beneficios y la aportación de capital de sus accionistas”, asegura la entidad presidida por Ángel Ron (leer más).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.